4 jun. 2008

Globalización Laboral


Ayer hubo un casting en la Agencia... digo, hubo una entrevista de trabajo para la vacante de practicante que había dejado mi compañera. Todo normal hasta el momento, pero vayamos al comienzo del día.

Vinimos y vimos que la otrora “partner” de mi compañera que había salido (es una lata tratar de no poner nombres!) ya revisaba, desde el lunes en realidad, hojas de vida de diversos estudiantes de universidades privadas. Hago una hipótesis que tengo aquí, pero seguramente ya fue validada por alguien más: Cuando seleccionas gente que va a trabajar contigo, tienes la tendencia casi siempre de escoger personas del sexo opuesto. Y no es porque, por ejemplo, el jefe X quiere trabajar con una chibola porque es más dócil o bonita, también se da el caso opuesto: las mujeres jefes escogen subalternos hombres... acaso son jefas acosadoras??.. NO!.. nada que ver...

Lo que suele suceder creo que es simple “síndrome del complemento” Necesitas a alguien que te haga ver las cosas de otra perspectiva y , además, te convierte en una persona con mayor y mejor trato.[Bueno, el componente sexual tiene algo que ver... ¬¬]

Volviendo a la historia, la “partner” ya tenía entre sus pre-seleccionados un joven de su misma universidad y que cumplía con el requerimiento de experiencia en organización de eventos, que es lo que mayormente se hace aquí. Todo andaba bien, pero el detalle que me llamaba la atención era Por qué hacía ella la pre-selección? Su jefe es, definitivamente, una persona muy activa y ocupada... eso lo podía entender. Lo que me sorprendió es que ella dijera que sería “su practicante”... supongo, lo dijo en son de broma.. pero imaginemos.

Haber... detén tu carro... jeje... no es acaso ella una practicante?.. entonces el practicante que se escogería sería que?.. practicante de practicante?.. o como se dice en otra institución “Chupe de chupe”. Sería alguien con un rango más abajo que el tuyo pero ganando igual que tu?..ahhhhh... Esto lo llamaré Globalización Laboral. Estamos en otros tiempos señores, aquí ya no hay el “Ud” sino llama a tu jefe por su nombre, descuida ponte a hacer tareas que implican riesgos, siendo practicante... pero igual tu jefe (EL jefe) ganará más que tú. “Partner” es una joven muy, muy capaz.. eso no lo dudo y bien merecería ser contratada aquí apenas egrese de su universidad. Sin embargo, no me cabía en la cabezota cómo es que ella iba a hacer la entrevista a su futuro compañer@ de trabajo. Pues bien, ella ya se estaba preparando con respecto a la entrevista y consultaba a otras personas qué preguntas irían bien para ese encuentro.

Era las 3:30 p.m., todo preparado y a la espera del pre-seleccionado. El chico llega... Oh por Dios! El chico es cuero!!!! Jajaja.. pasaba el casting!!!.. único detalle: era bajo. Igual “partner” pensaba que ese chico quedaba y estaba lista para entrar a la oficina de su jefe (incluido el jefe) para hacer la entrevista correspondiente. Sin embargo, una vez llegado el momento le detuvieron el carro: ella NO haría la entrevista, sólo el jefe.

A pesar de todo el embrollo que me había hecho en la cabezota de que existía cierta “igualdad” en el centro de labores, me comprobaron que siempre existirán Clases y Rangos. Ya, bueno.. hasta ahí todo normal... el problemón se armó luego...

A los pocos minutos veo que una chica se saluda efusivamente con la secretaria del área. Volteo a mirarla y su rostro me parecía familiar... esperen.. esa chica trabajaba aquí! ... era una chica que practicaba en el área de Administración. La chica, con la cual me había escrito en alguna ocasión también se acordó de mi rostro, mas no de mi nombre (yo tampoco lo recordaba en aquel momento, así que estábamos a mano). Nos saludamos y junto con mi vecina de trabajo le preguntamos qué la traía por estos lares. Nada menos que la noticia que buscaban practicante. Se enteró por comentarios de personal de la institución y como ella necesitaba trabajar... pues quería ver la forma de conversar con el propio jefe y convercerlo para que entre ella.

A mi me cae la chica. Sé que a veces se confía en gente que ya ha trabajado en la institución porque se tiene un antecedente de su trabajo... pero no era el momento!!!

Tensión y algo de nerviosismo se sentía en el ambiente. Se había hecho una convocatoria (abierta y justa, supongo) y no era justo que llegara la chica para una entrevista directa con el jefe. En ese aspecto, “partner” tenía razón en sentirse incómoda... lo malo es que se lo expresó a la chica, tratando de impedir que se entrevistara con su jefe. Era un loquerío. Como la chica se había acercado a nosotras, “partner” suponía que teníamos algo que ver.... pero NO!.. somos inocentes!! .. La chica vino a decirnos cuál era nuestra opinión de “partner” porque la veía antipática (psss.. si le quieres quitar la chamba al que ella había escogido.. que crees, no?)

Sólo espero que la sabiduría del jefe sea como la del Rey Salomón. Si escoge a la chica por sus antecedentes en la institución estaría bien, pero generaría conflictos entre sus practicantes, ellas no podrían llevarse bien y eso perjudicaría al área. Si escogiera al chico cuero, pues acapararía la atención y hubiera predominado el “casting” y no la “selección”. Creo que si la decisión final recae sobre el jefe... en un 80% fijo el futuro practicante será mujer.

Sólo el tiempo me dará o me quitará la razón.