1 sept. 2008

Existen choros considerados!

Sábado 30 de agosto del 2008, 9:00 a.m.

Quedé de encontrarme con un chico que había llamado al celular de mi prima preguntando por mí. Ese dia, un lunes si mal no recuerdo, me dijo que habían tirado en el jardín de su casa mis documentos, había encontrado aquel número de celular y tanteando llegó hacia mí. Me dijo también que trabajaba en moto y podría dejar los documentos donde le indicara. Al principio estuve confundida, pues si le daba alguna dirección de buenas a primeras cómo iba a saber que no era el ladrón?. Le dije que le devolvería la llamada y le pregunté a mi tía dónde sería factible encontrarme con aquel hombre. El consejo fue que nos encontráramos en el puesto que era de mi madre, donde trabaja el papá de mi hermano. Pues ahí lo cité.

Otro detalle que me dijo el hombre fue que trabajaba con moto y que su celular era un nextel. Yo supuse que le daban crédito, pues él nunca timbraba o mandaba mensajes, siempre llamaba y gastaba el saldo. Yo le habré llamado dos veces a lo mucho y no habré gastado mucho tiempo, para algunas coordinaciones le mandé sms.

Me había llamado para decirme que estaría en el mercado a partir de las 9 de la mañana. Yo fui y llegué 10 minutos antes. Me la pasé con Armando (el papá de mi hermano) conversando sobre varios temas. Era casi las 9:50 y no aparecía. Fue entonces en que lo llamé y me dijo que estaba afuera del local, le pedí que entrara y accedió. Me asomé por alrededor del puesto para verlo llegar... en eso veo un joven alto, trigueño y de buen porte... cuando veo en sus manos ¡¡MI cartera!!

Le dije: Hola!... volteó y me saludó, me dijo algo como : Ah! eres tu!... fue un momento rápido y la verdad no sabía lo que iba a recuperar (pensé que sólo el DNI y ya). Tenía en un bolsillo un billete de 10 y otro de 20 soles, quise darle uno y me dijo que no... se dio la vuelta y se fue. Me había llegado a dar su nombre, pero la verdad es que ya no lo recuerdo [Debo tener algún problema con la memoria de corto plazo]. Aquel joven llevaba una casaca de DHL, por lo que podría justificarse su trabajo en moto. Debo admitir que era guapo (malditas feromonas), supongo fue eso lo que me distrajo de recordar su nombre.

Si pensáramos lo peor, podría decir que ese chico tenía conexión con los ladrones, quizás sí o quizás no, entonces decidí revisar -mismo equipo de CSI:NY- cada una de la las cosas que contenía mi cartera: TODAS las tarjetas de banco, cine, bonus, seguro y el DNI, todos los papeles escritos a mano por mí, inclusive un calendario que me había regalado un profesor con el rostro de su hijo, estaban mis llaves con el llavero de la PUCP que me encanta y que lo tengo hace 7 años, estaban mis medicinas y el reloj de mi madre (ya viejito). Desafotunadamente hasta ese entonces no sabía cómo sacar huellas digitales de ahí... pues lo más lógico sería que se encontrar 3 huellas: las mías, las del chico de DHL y las del ladrón, claro que, lo ideal es que el ladrón esté identificado por el sistema de la PNP. Chess... ahora sé que con un poco de pegamento calentado puedo descubrir huellas... la evidencia está demasiado manoseada ahora.

Ahora bien, creo que desde aquí puedo comenzar una campaña a la que denominaré "Devuélveme mi DNI"... en la cual "alentamos" a aquellos ladrones a ser considerados y dejar "en casa de buenos samaritanos" los documentos y las cosas que para ellos no es de tanta importancia, pero para nosotros sí. El 2do aspecto de la campaña implica, como buen samaritano que eres, a devolver las cosas que encuentras si es que tienes la oportunidad de ello. El chico de DHL pudo devolverme mis cosas gracias a que en un papel entre mis cosas estaba escrito un número de celular en números grandes.. ése celular era de mi prima y fue así como hicimos contacto. En dos ocasiones he podido ser samaritana: ya hace años había encontrado un DNI con algunos datos (el porta DNI completo) y pude contactarme vía teléfono con la persona y hace poquito encontré el carné universitario de una chica de la PUCP y como ellos tienen un directorio que proporciona un mail(que afortunadamente usan habitualmente) pude comunicarme con ella y entregarle su carné.

Finalmente, para cumplir con el 2do aspecto, se requiere que de cierta forma seamos ubicables para los demás: nada te costaría dejar cerca a tu DNI una tarjeta de presentación tuya (hecha por tí mismo si es necesario) con algunos datos, quizás sólo el nombre y el correo; de esta forma, ayudas a la persona que encuentra tus cosas a devolvértelo.

¿Qué devolver y qué no? Pues depende... todo lo que puedas saber que es de pertenencia de "alguien" y puedes ubicarlo.. haz el intento por entregárselo. Si te encuentras un celular, lo devolverías? Yo me encontré uno sin chip.. y la verdad es que era inutilizable, pero si me encontrara uno... donde me llaman y me piden devolvérselo, por qué no? Curiosamente hace poco un amigo encontró un celular (el cual no devolvió... a pesar del sms recibido, cada quien con su conciencia)y otro amigo que perdió el celular en el taxi... el taxista apagó el celular.

Una cosa que podemos excluir de esta campaña es el dinero... quién no ha encontrado dinero en el suelo y se lo ha quedado?... acaso hay alguna forma de saber si era de alguien en concreto? .. sólo si vieras a quién se le cayó.

Pues la iniciativa está hecha... vamos a ver si la podemos poner en práctica!