2 ene. 2009

¿El Tamaño es lo que importa?

Hace poco andaba en una reuna de amigos y salió la popular pregunta (Pisoteada y repetitiva como solo ella) "ey ... y tú ... ¿crees que es más importante ... tenerla grande o saber hacer el amor?" ... alguien por allí se aventuró en responder ... "pues yo creo que lo importante es como se hace" y no faltó alguien que le gritó a voz en cuello "¡entonces la tienes chica!"
Este es un tema muy manoseado por la comunidad masculina y femenina, debido a que a ciencia cierta no se llega a ninguna conclusión.

Hay todo un trasfondo cultural en esto, debido a que el tamaño del pene, genera cierta sensación de jerarquía entre los hombres. Desde niños, los seres humanos andan viendo quién es el que desarrolla más esta parte de su cuerpo, hasta el punto de personalizar a esta parte como un ser independiente que merece un trato especial, con un nombre y un cuidado particular.

La sociedad como ente cultural y como participe fundamental de nuestro criterio mental, nos vende una idea de Poder; por ejemplo a través de las populares películas XXX en donde nunca vas a ver a un actor con un miembro pequeño, salvo que sea el extra, o un personaje cómico dentro del film.

Conversaba con amigas que han tenido malas experiencias con hombres bien dotados al igual que con hombres con un pene pequeño. Su punto fundamental dentro del disfrute es que; sea como sea, no sabían utilizarlo... saltó entonces a mi mente "¿entonces no es importante el tamaño?" ... y recordé el comentario del encabezado automáticamente "¡no! estoy pensando como si tuviera un miembro pequeño" ... (luego reí para mis adentros, esbozando una sonrisa).

Por otro lado otra amiga me dijo lo siguiente - pues ella se jacta de haber gozado de muchos especimenes masculinos - que prefería un pene grande para sexo vaginal, y un pene pequeño para sexo anal y oral. Y nunca, pero NUNCA, volvería a acceder a una relación con un hombre de pene pequeño, por más ágil y hábil que sea.

Entre las personas que he conocido, muchas de ellas han tenido traumas y problemas relacionados a su desempeño sexual, debido a taboos psicológicos por culpa del famoso tamaño. Se creen incapaces de satisfacer a sus parejas puesto que asumen tienen un miembro chico. Algunas veces me han preguntado si existe algún tipo de terapia para agrandar el falo, en otras ocasiones que si probaron con cremas y succionadores, pero que el efecto fue cero, pero causó más frustración.

Particularmente pienso que todo depende del entendimiento sexual de la pareja, la predisposición psicológica y el acomodarse; teniendo en cuenta que; según mi criterio, sentir placer es transmitir placer. Un miembro grande puede causar una buena impresión, pero quién sabe y talvez es un desastre en el acto sexual; asi como un pene pequeño probablemente no de una buena primera impresión, pero quizás el acomodarse y las cargas afectivas puedan hacer que el disfrute sea total.
¿Que opinan ustedes? Lo dejamos a libre cuestionamiento