21 oct. 2010

Considere Ud. los Riesgos-Beneficios

Si no hay sacrificios ni sufrimientos, no hay resultados.

Así parece ser en mi caso. Esta (casi) constante lucha contra la enfermedad y búsqueda de salud (más los beneficios que ésta ofrece) no se logrará sin sangre, sudor y lágrimas.

Sangre... pues ya me la sacaron... más de 6 veces (examen de tolerancia a la glucosa e inclusive uno para descartar embarazo ¬_¬)

Sudor... qué difícil es para mi sudar!!... O bueno, cuando estoy en el gimnasio se hace un poquito más fácil (quizás porque la actividad física la haces en un espacio cerrado)

Lágrimas... lágrimas son las que voy a derramar si es que las náuseas me vencen. ¿Náuseas? Pues sí, uno de los terribles sacrificios que debo hacer, muy aparte de dejar el chocolate, carbohidratos y grasas, es tener que soportar los efectos colaterales que me produce la medicina:

En la información que trae la medicina, indica muy explicitamente: "Debe considerarse los riesgos beneficios (o sea, te aguantas!) cuando suceda lo siguiente:

*Diarrea
*Gastroparesis: los músculos del estómago funcionan muy lentamente haciendo que tu comida se demore en digerirse, provocando náuseas.
*Obstrucción intestinal (no me quiero imaginar >.<)
*Vómitos
*Estrés psicológico" (WTF!)

Hace 2 años, cuando casi senti morir y pase la mayor vergüenza en público llegué a perder peso considerable... unos 10 kilos.. pero luego de eso los fui recuperando y con creces! pues no sólo había recuperado esos 10 kilos sino que gané otros 10 más. Casi no me percaté si no es que mi hígado me avisa: tengo el hígado graso y cuando está mal no deja de molestar cada vez que comes.


Es por eso que en mayo volví a ir al endocrinólogo... quién me mandó la pastilla que observan allá allá arriba, pero de 500mg. Al mes de tratamiento no llegué a bajar, sino subí 1 kilo! Aunque obviamente mi constancia no había sido la misma que hace 2 años, pero había, según yo, retirado lo que me hacía daño. Más frustrada no te puedes sentir. Pasaron las semanas y la balanza no se movía. Me dio vergüenza ir donde el doctor para que me regañaran otra vez. No volví.

En este mes decido volver a consumir la metformina (componente principal del Glocophage) y me fui a otro local de la Clínica para que me atendiera otro doctor. Esta vez es una doctora, la cual me ha recetado la misma pastilla, pero de 850 mg. Creo que esto fue un error mío, pues cuando me preguntaron dije que había tomado la de 850 mg, me confundí... lo juro!

Vamos en el 2do día de dieta ESTRICTA; sin embargo, la única actividad física que me he impuesto es la de caminar un par de paraderos más a la salida de la oficina y llegada a la casa. Tengo flojeritis extrema para ir al gimnasio y compartir con extraños menos bonitos que los que iban al Gold Gym (claro, lo que pasa es que en el Gold puedes ser ser casi invisible.. pero en este otro gym mucho más chico, la gente te mira ¬¬)

El plan maestro es perder 4 kilos en el mes. Se lograrán? Sin mis ganas de hacer otro deporte, lo dudo, me conformaría con 2 simples kilitos... 2 simples kilitos que cualquier chica normal los pierde con algún laxante ¬¬