23 may. 2011

Señora o Señorita?

He de suponer que en estos últimos años este tema pasa como muy superficial, pero se me vino a la mente y creo que nunca lo tomé en consideración en el blog.

Ciertamente sabemos que a la mujer (en general) le gusta que la halaguen y algunas (felizmente ya muy pocas) detestan que se les pregunte sobre la edad. Y existen varias (poquitas? eso ya no lo sé) que se ofenden con la palabra "señora" cuando son "señoritas".

¿Cuál es la regla para determinar quién es señorita y quién es señora?

Será el estado civil? Se imaginan lo complejo  que es  pedir a un hombre (porque apuesto que una mujer podría hacerlo) averiguar sobre si una mujer es soltera en vez de casada?! Y que pasa si es una chica de 21 que ya se casó y que quizás ya es mamá desde hace un par de años? (casos hay!) le diría señorita sin saber?

Será la edad? Cualquiera podría "asumir" .. siempre sin ánimos de ofender.. que una mujer mayor de 30 es "señora" ya por simple "regla general" aplicada a todo aquel que trabaja en atención en público. Por qué tendrías que regañarle a alguien que no sabe que eres una señorita a pesar de tus 40?

Será el aspecto físico? Es muy bien sabido que mientras más pueda arreglarse una mujer y lucir joven tendrá más posibilidad a que le digan "señorita" así tenga hijos (que, obviamente, no los tiene al costado) o que pase de los 35 años. La apariencia favorece mucho. Cuando eres gordita (peor si no te arreglas mucho) tienes más probabilidad que te digan señora.

Y debe ser por esto último que a mi ya no me afecta si alguien me llama "señora" (o si me dicen "señorita" pq ya lo siento raro =S ) . A mi me dicen "señora" desde el colegio .. jaja... ya estoy acostumbrada, aunque seguramente a esa edad me molestaba, cuando ya entré a la universidad aprendes que es ilógico molestarse por eso.

No sé si es buena práctica, pero creo que en todas las situaciones uno debe tratar de ponerse en el rol de otro. En este caso, qué encrucijada de aquel o aquella que tenga que llamarle por el tíulo (sra o srta) a una mujer que, posiblemente, se enoje al escuchar el título incorrecto.