20 ene. 2014

Los sonidos prohibidos

No suele haber (además de tu cama) otro lugar más relajante o placentero que el baño. No lo niegues. Aquel sitio al que visitas, por lo menos, una vez al día; aquel lugar de donde sales medio kilo más delgado o de donde sales oliendo a [inserte aquí su aroma favorito].

Tu baño es tu trono, donde te pasas leyendo revistas pasadas o donde eres el rey del karaoke. Te sientes incómodo cuando estás en el baño de otro, no es lo mismo.


Luego de mi -algo ridícula- presentación, vayamos al asunto: el baño de tu oficina y/o chamba es el que más visitas... vamos! te pasas más de 9 horas en el trabajo y aprendes a convivir con otros y por ende, compartir el baño. Aquí sí te indignas si alguien deja pelos en el lavamanos o si alguien no baja la tapa del inodoro. "Señores, somos adultos! procuremos compartir la menor cantidad de gérmenes... acaso así tienen los baños de su casa???" (a veces lo tienen peor, pero ese es otro tema). "Llamen al sr de limpieza!!", no sabes que el sr. de Limpieza tiene un horario programado y justo cuando dejó el baño brillante, llegó el que se lava la cara como si hiciera camisetas mojadas, o aquel que juega michi mientras apunta en el urinario... no pues, pobre Sr. de Limpieza!

¿Y qué pasa con la digestión? acaso todos estamos acostumbrados a ir minutos antes de las 6 am a nuestro baño a hacer nuestras deposiciones? Una vez leí que "normalmente" según como vayamos ingiriendo alimentos, luego del proceso de digestión, iremos al baño a botar lo innecesario. Es decir, podríamos ir más de una vez al día para "el dos". Imagina el caso de los típicos ejecutivos: generalmente no desayunan, ya sea porque se levantan tarde, o comen algo y si se van al gym antes de entrar a la oficina (9:00 a.m.), suelen estar un poco hambrientos y se van a la cafetería a tomarse un jugo, un sandwich y un café. A la 1 p.m. se van a almorzar el menú ejecutivo que incluye su ensalada, carne o pollo y algún carbohidrato. Ahí van dos comidas completas. Yo calculo que a las 4, si no es antes, deberían tener ganas de ir al baño a hacer "popó". Normal. Eres capaz de encontrar el momento justo en el cual no hay nadie en el baño, aprovechas la situación y ya.

Salvo un problemilla. El baño no es solo para una persona y ¡oh sorpresa! entra alguien a cepillarse los dientes cuando tú estás en pleno puje. Te aguantas. O quizás no. ¿Cuántas posibilidades hay en esta situación? Si nadie pudiera percatarse de lo que haces dentro, no habría problema alguno... salvo por los sonidos prohibidos.

En la situación A, no sufres de nada, pero el silencio es tan puro que la caída de aquella masa al agua del inodoro es la canción del día dentro del baño. En la situación B, desafortunadamente te encuentras un poco mal del estómago y es normal que los sonidos de gases aparezcan. En la situación C, la peor, estás con "la bicicleta" o "churreta" y todo aquello se vuelve una orquesta.

Hace unos minutos estaba sola en el baño,  hasta que llegó otra persona, lo bueno era que yo ya estaba de salida; luego noto que entra al baño del costado y pobre, estaba en la situación C. ¿Qué haces? Yo hago lo que me gustaría que los otros hicieran: tratar de terminar lo que quieres hacer lo más rápido posible y darle la privacidad a aquella persona.

Salí lo más pronto posible para no enterarme quién era esa persona. Pero claro, me dio el tema para escribir lo que acabas de leer. Me siento un poquito mal.