Acerca de Mí

La historia pública de mi vida.



Nací en noviembre de 1983. Bonito año, aunque en la actualidad me hubiera gustado nacer en el 86. Ni modo. Mi mamá fue madre soltera, pero luego se enamoró y tuvo a mi hermano. Se enfermó y al lecho de su muerte se casó con el padre de mi hermano. Llevo más años de mi vida sin ella que los que viví (y recuerdo) con ella. Cuando ella ya no estuvo en 1995, dejé de vivir con mi hermano. No fue sino hasta el 2014 que volví a vivir con él.

Crecí siendo bastante "zanahoria", aunque siempre supe que tendría la oportunidad de hacer maldades. Recuerdo haber tenido un cuaderno de niña en donde puse mi propia descripción: "el ser capaz de hacer las mayores atrocidades pero con la mejor de las intenciones", supongo que lo escribí por el momento que vivía (eso no forma parte de lo "público" en esto).

Digamos que no era chancona, era "algo" inteligente. El chancón hace un sobre esfuerzo, yo siempre fui una floja. En secundaria hacía la tarea minutos antes que me llamaran para revisarla. La flojeritis siempre ha formado parte de mi vida (horror!). Estudié en colegio de mujeres, estuve en la banda de música un par de años y luego participaba marchando. Justo el año que no pude hacer ni lo uno ni lo otro, mi colegio gana el concurso nacional de fiestas patrias. Las que ganaron se fueron a Machupicchu todo pagado, debe ser por eso que hasta esta edad no voy a visitar esa maravilla, y a veces ni la considero como tal.

Hice amigas con las que mantengo contacto hasta el día de hoy. Mi círculo de amigas comprenden 4 chicas: dos casadas y 2 solteras (3, si me cuento). Una de las solteras está en España y todas las demás nos hemos quedado en Lima. En mi grupo de amigas ya hay hijos, de las casadas, y las solteras no tenemos ni ganas de tener alguno.

Estudié Inglés en el ICPNA paralelamente a los últimos años de secundaria. Me lo pagó mi prima mayor y mi único deber fue nunca repetir un ciclo. Así lo hice. Y pensar que solo me interesó estudiarlo porque una de mis mejores amigas iba a ir allí. Sin embargo, mi prima me dijo que solo invertiría en mi si lo tomaba como carrera o complemento de una profesión. Quién diría que gracias al Inglés fue que conseguí varios empleos. Siempre fue mi "plus".

Soñé un día ingresar a la PUCP, pero en la realidad ingresé a la UNMSM por cuestiones económicas: ¿Quién iba a poder pagarme los estudios? Ya no era obligación de mi prima y no tenía padres. La misma prima (vaya que ha sido influyente en mi vida!) me dijo que estudiara Bibliotecología en la San Marcos y así lo hice. Para el 2003 era una cachimba más que entraba en el puesto 21 de 80 ingresantes.

Nunca me amanecí en la casa de un compañer@ para hacer un trabajo grupal, nunca me desvelé por un examen final y nunca tomé 'hasta morir' o caerme de borracha durante los años de universidad. Para muchos, eso significa que no he vivido la verdadera vida universitaria. Tonteras. Incluso recuerdo haber llevado a mis amigos hasta esa discoteca "Los Botes" y haberme quedado en la puerta y dado la vuelta para regresar. Simplemente son cosas que no me llaman la atención. Tampoco me metí en marchas socialistas o radicales. A lo mucho llegué a formar parte del Comité estudiantil (creo q así no se llama, pero no me acuerdo) pero fue porque arbitrariamente se seleccionó a cada delegado de base.

Hice mis prácticas en la biblioteca de la Fac. de Ciencias Matemáticas y puede decirse que fue la época más relajada de mi vida (más flojeritis). Ahí aprendí lo que es hacerse casi adicto al internet. Y bueno, la adicción tiene sus momentos hasta ahora. Luego hice prácticas con el profesor más carismático, estuvimos trabajando como 2 años en una institución pública de la que tengo muchos bonitos recuerdos. Para esos años, solía tener 2 trabajos: llegué a trabajar de noche tanto para la biblioteca de matemáticas como para una universidad particular. Aprendí a ahorrar hasta que me robaron ¬_¬

A mediados del 2009 entré a trabajar para una empresa privada (planilla y todo a la legal), lo que me encantaba de mi trabajo es que no trabajaba con otros bibliotecólogos (ja ja ja). Laboraba con puro ingeniero, los cuales son fascinantes hasta cierto punto. En marzo de 2014 tomé el riesgo de irme de un trabajo estable a trabajar como CAS en el Estado. Motivos pequeños y cambios salariales fue lo que me hizo quedarme en el Estado por 3 años. Fue una época en el que mi único stress era llegar a tiempo. Y fue una temporada que me hizo conocer Cajamarca y Ayacucho por trabajo.

Luego el Estado prescindió de mis servicios y estuve 2 meses desempleada hasta que volví a una constructora, con un puesto más grande y un stress mayor. las promesas de los proyectos bonitos sobre Gestión del Conocimiento se diluyeron cuando el día a día de actividades que no suelen ser de la profesión ocupaban la mayor parte del día (correspondencia y logística) y peor aún, cuando el escándalo de Odebrecht tocó a la empresa. Me recortarían el personal por mantenerme, pero propuse mejor mi cambio por alguien con menor rango salarial y manteniendo el número de mi equipo. Estábamos en enero y tenía hasta abril para conseguir a mi reemplazo (y de paso, que yo consiguiera otro trabajo)

Quien iba a decir que una llamada mientras iba al Olva a dejar unos paquetes a las obras cambiaría mi destino laboral. Un ingeniero que conocía de Cosapi (mi primera chamba en planilla) me contactó para hacerme unas consultas de cómo aplicar gestión de información para la empresa donde estaba. Después de darle algunos lineamientos, le dije: "Oye, si vas a hacer un proyecto al respecto, jálame!"

Unos meses después, previas entrevistas con empresas de selección, RRHH de la propia empresa y el propio Gerente de Finanzas, ingresé a una inmobiliaria para un proyecto. Para ese tiempo, ya había dejado mi reemplazo en mi anterior chamba y todo estaba OK. Y quiero seguir pensando que todo va a estar bien hasta que termine mi labor aquí.

Actualmente soy una bibliotecóloga agradecida, a pesar que todo lo que he deseado tener, no lo tengo: madre, novio, beca, la tinka, la PUCP, la idea fascinante de negocio, foto con Liam Gallagher, creatividad, etc. Gracias Murphy! Casi siempre trato de sacarle la vuelta no deseando con fervor algo, sino que me dejo llevar cual hoja en el aire (mismo final de Forrest Gump) así que por eso ya no tengo planes de vida. Por eso es que empecé a rechazar seguros de vida.

En resumen: 
Soy Bibliotecóloga de Profesión, pero en mi blog si bien hablo temas que me pasan a diario, no suelo hacer investigación relacionada a la rama ni lo publico por aquí. Eso posiblemente lo haga en otra Web que no lleve el nombre de "Flojeritis". No obstante le tengo demasiado cariño a este blog.

Muchas Gracias por pasar por este lugar.