11 may. 2009

Vamos pa' Asia, familia!

O mejor hubiera dicho:

Vamos pa Asia... te encantalá!!! xD

Hace poco nos disponíamos a almorzar y entró a calentar su comida una de las consultoras del área. Ella -la cual una vez la Abejita me había dicho que era una de las personas con la que más le costaba entablar conversación- es una mujer que en un principio parecía muy pero muy seria, luego comencé a tratarla y mi relación laboral para con ella era escanearle documentos importantes. Una vez, cuando se fue para Australia, había traido chocolates para los demás (costumbre instaurada) pero a mí, además del dulce, me regaló un llavero con un Cangurito de peluche en agradecimiento por el trabajo hecho. Creo que a la final le caí bien.

Pues bien, ella nos contaba sobre lo vivido y comido en los diversos países donde había estado por cuestiones de capacitaciones o trabajo. Llegó a mencionar varios países asiáticos y creo que fue en China (o talvés Singapur) en donde estuvo por 3 meses y en donde por el tipo y la cantidad de comida había logrado bajar 10 kilos de peso. Juat???? Tanto????, pensé. "Entonces, yo también quiero ir allá", repliqué.

No lo dije en broma, me quedé pensando en eso. De todas formas, por el hecho de que nada me liga fuertemente al Perú (osea, la familia sí, pero no tengo hijos) ya tenía en mente viajar fuera ya sea para estudiar, en primera instancia; o trabajar, como segunda opción. La tercera opción sería la de vivir definitivamente afuera... pero eso lo veo improbable.

Se me vino a la cabeza, también, el caso del Gurú, quién pasó un año en Corea con una especie de beca y hasta creo que El Che estuvo por China un tiempo. Al parecer imposible no es, pero también depende de las ofertas que están en función a la carrera a la que perteneces: ellos 3 son economistas, yo soy bibliotecóloga.

El otro lado de mis pensamientos y mis ganas de ir a un país asiático se debieron al comentario de la consultora en relación al peso: Si estás en un lugar donde NO PUEDES comer lo que solías simplemente porque no hay o es demasiado caro, te obliga a cambiar tus hábitos alimenticios y a llenar esa ansiedad con otras actividades. Definitivamente me convendría.

Hace poco la noticia de moda ha sido los 35 kilos de peso bajados por la sexóloga Alessandra Rampolla. Creo que ya llevo dos años desde que la sigo, y temiendo un poco al qué dirán siempre "tuve una fijación por ella", una especie de amor platónico. ES, para mí, una de las mujeres más bonitas (vivas) sobre la tierra. No digo "la más..." porque no existe el primer puesto en cuestión de belleza. Ella había ganado justamente este atractivo debido al hecho de tener un rostro precioso, una voz dulce, un sonrisa bonita y una figura NADA convencional... pero justo era eso lo que impactaba: su rostro, su cabello, su voz (y además también sus conocimientos profesionales) importaban más que una figura 90-60-90.

Aquí la tienen, para una sesión de fotos en Colombia, mostrando su nueva figura. Según indican algunos medios, ella aún tiene en mente bajar unos 20 o 30 kilos más (que??? quiere ser palito??? xD) yo espero que así nomás se quede... no la quiero flaca, sino quién queda para admirar entre nosotras las gorditas?