23 sept. 2008

No soy tu mamá!

Ay Extraño!...


Está bien que yo parezca de mi edad, pero no soy tu mamá! ¿Quién dijo que podrías "intentar" apoyarte sobre mi hombro como niño con sueño?. Fue bonito verte vulnerable mi querido Extraño, pero no es correcto... empiezo a creer que ya tengo rostro de mamá engreidora o en su defecto, de osito cariñosito (jeje)...

La risas han vuelto, y la cordura también. Hoy quizás te vea y ya no serás niño; yo intentaré no ser mamá, ni niña, ni hermana... ni nada que se le parezca.