27 dic. 2010

De regalos, navidades, cenas y excesos

Hoy lunes 27 de diciembre comienza otra semana más de trabajo para aquellos que no tienen vacaciones de fin de año. Sin embargo, y hasta donde he consultado, la mayoría de personas está relajada. Debe ser porque en Navidad no hay excesos de trasnochar y jaranear hasta quedar inconsciente (bueno, al menos no el 26); sin embargo, en navidad hay otro tipo de excesos:

 
  • La cena: un pavo de 8 kilos para una familia de 4… Qué abuso!! Y aunque se ve precioso el color del ave puesto en la mesa, tremenda cantidad de carne va a tener que consumirse en los siguientes días, a menos que seas de desperdiciar la comida.
  • La chocolatada: Tradición la llaman algunos, obligación es para otros… y para algunos (muy pocos) es un placer disfrutar de un buen chocolate bien caliente con un gran pedazo de panetón (encima con mantequilla). Este año felizmente puedo decir que no consumí chocolatada.
  • Regalos: por más que intentas promover una disminución de regalos para los criters de la casa o, al menos, que se les regale cosas útiles y no una muñeca o un carro de juguete, es inevitable que –por lo menos en mi casa- a las 12:05 a.m. el piso de la sala sea un mar de papel de regalo.
  • Un exceso particular mío: de sueño. Del 25 al 26 dormí poco más de 11 horas seguidas, todo un record para mi.

 
Esta blogger espera que no haya habido muchos excesos en sus casas y que un saludo o abrazo sincero hayan recibido en estas fiestas… que no acaban, porque se viene el Año Nuevo… y aquí sí hay excesos EXCESIVOS… ¬¬