29 abr. 2011

Ahora te voy a poner a CUATREAR!

De pronto se me vino a la mente la canción de Machito Ponce allá a mediados de los 90s con su "Ahora te voy a poner a gozar"... pum pararara pum... ♫ bueno..

No obstante ustedes se preguntarán y que es "cuatrear" pues es un verbo inventado proveniente de la acción de "Dar cuatro" y qué significa eso? Pues aquí les diré.

La historia comienza así: érase una vez, allá por los años 60s y 70s, cuando se realizaban los proyectos de líneas de transmisión en los sitios más recónditos del Perú, allí se encontraban los linieros (no, no eran fan de Liniers, eran los que trabajaban en las Líneas) los cuales eran trabajadores (ingenieros, especialistas y técnicos) conocidos por sus rudas constumbres. Era por ese entonces que salir a beber con ellos era como ir de parranda con los Vikingos y... #ohwait! acaso no es así hasta el día de hoy?... ¬_¬

Bueno, dentro de estas fuertes constumbres y los efectos que producían estaba, entre otros, de dar cuatro a una persona en alguna ocasión especial o sólo para probar su hombría. Este "ritual" por decirlo de alguna manera consistía en seleccionar a alguien (al que se le iba a dar cuatro) ya sea por algún error que cometió, algún ascenso, su cumpleaños, etc. y cogerlo por las extremidades, mismo Túpac Amaru pero mirando hacia abajo. Una o dos persona cargando cada una de sus 4 extremidades... una vez que tenían al hombre estirado en el aire procedía otra persona a darle un correazo, este proceso se repetía 4 veces (por eso el nombre). O sea, recibía 4 correazos por parte de 4 de sus compañeros. Cuenta la leyenda que cuando uno de los ejecutantes (que daba un correazo) lo hacía de forma temerosa o suave, los demás dejaban al cuatreado (el que estaba recibiendo los correazos) y lo reemplazaba aquel hombre "débil" incapaz de dar un correazo como se debe.

Esta "tradición" de linieros pasó luego a una práctica dentro de los equipos de trabajo de los proyectos de construcción (ya que estos linieros estaban ahora de jefes) y se daba cuatro cuando alguien cumplía años, o cuando dejaba el proyecto (buena manera de despedirlo!) ... como era una práctica aceptada entre todos (o casi todos) se extendió a casi cualquier ocasión, además se mejoró el sistema: prohibido que los cuatreados tuvieran billeteras en los bolsillos, realizaban verificación que los correazos se dieran de la mejor manera (qué pendejos! xD)

Pero pasaron los años y estos veteranos linieros ahora eran Gerentes u otros jefes, lo cuales ya no tenían oportunidad (ni interés) de seguir participando en el ritual por lo que la frecuencia disminuyó. Otra razón fue, obviamente, que algunos se negaran a la práctica y por último, el masivo ingreso de mujeres a los proyectos, muy pocas de estas mujeres podrían aceptar cuatrear o ser cuatreadas. Por último, y quizás lo más determinante, fue que se considerara una muy mala práctica (violenta quizás?) Qué dirían las otras empresas!! Qué escándalo! no no!! Nada de violencia, aquí es todo paz y amor.

Actualmente (o hasta hace algunos años) dar cuatro es una práctica clandestina o realizada sí y sólo sí entre ellos lo permiten. Tengo la suerte de conocer a un chico que ha sido cuatreado 4 veces. Obviamente, me cuenta, las primeras veces intentaba evitar que lo hicieran: cuenta en una ocasión que se encerró en una oficina y colocaba su peso sobre la puerta para que no pudieran abrirla, pero los ingeniosos compañeros terminaron sacando las visagras de la puerta (o fue la ventana?) y terminó por aceptar su destino.  Otras veces sólo hacen el amago de que te van a cuatrear pero terminar sólo por darte un apanado.. el placer en ese caso radica en ver el miedo en tus ojos ante tremenda situación.

Hoy en día, al menos en la oficina, hacemos el amague o decirmos "Ya, te vamos a dar cuatro!" por algún cuimpleaños.. o disfrutamos la inocencia de alguien que no sabe lo que significa y con engaños le decimos que es algo bueno hasta en el momento que le contamos en qué consiste y las demás anécdotas. Hoy lo hicimos así a un trainee que cumplía años hoy.. uno de los chicos le engañaba diciendo que Dar Cuatro era como una especie de junta entre todos para dárselo.. luego que él se emocionara, le contábamos la cruda verdad. xD y mientras lo hacíamos disfrutábamos la cara de horror que ponía una de las abogadas que trabaja con nosotros. Pero es que así somos, o mejor dicho, así son los ingenieros (civiles) ... pero de su particular sentido del humor lo escribiré en otro post.

Buen Fin de semana!!!


P.D.: encontré una foto, pero conste que no somos nosotros  eh!! (Gracias Google)