4 jun. 2013

Mañana sería un buen día para...

En mi calidad de Flojeritis.

Mañana sería un buen día para dormir.
Y descansar.

Mañana sería un buen día para un temblor.
Pero si hay uno que pueda paralizar un día laboral sin que sea catastrófico, debería ser de magnitud 5-6 epicentro Huacho, Callao o Chincha y a horas 6:45 - 6:55 a.m. Es que a esa hora, los niños (en su gran mayoría) todavía están con sus padres antes de ir al colegio.

Mañana sería un buen día para quedarse en casa.
Mañana juega Masha, Vika, Nole y Rafa... qué genial sería quedarse en casa para ver esos partidos. Bueno, si hubiera un temblor considerable, podría ser buena excusa. De paso, el perro nos acompaña.

Mañana sería un buen día para enfermarse. 
Si en caso el temblor no resulte, es la siguiente mejor excusa para quedarse en casa. Algo estomacal podría ser lo 'adecuado'

Mañana sería un buen día para escribir. 
Poner ideas sobre papel (o sobre el Word) sobre lo que me pasa, lo que imagino, lo que quiero, lo que investigo.

Mañana sería un buen día para dibujar. 
Volver al dibujo relaja considerablemente.

Mañana sería un buen día para ver el mar.
Salvo que ocurra un temblor con epicentro en el Callao, visitar el mar y oler la brisa abrigadita sería genial.

Mañana sería un buen día para jugar tenis. 
Si te quedas en casa, ya sea por el temblor o por el episodio catastrófico estomacal... por la tarde/noche ya estarías mejor como para pelotear un rato. El problema es con quién.

Mañana sería un buen día para abrazar a alguien. 
Con la tibia intención de besarlo.

Mañana sería un buen día para ir de Shopping
Pero no hay plata. Y tampoco te queda lo que te pruebas.

Mañana sería un buen día para vivir.
Y hacer alguna cosa que te encantaba hacer de niñ@.


Pero, cabe recordar que para algunos, el mañana ya ni existe :(
Por eso debemos buscar la forma de que, si todavía estamos al final del día, nos miremos al espejo y digamos: ¿Hicimos algo que nos hiciera feliz?