jueves, 27 de marzo de 2014

Madre Sustituta

Esto de estar a cargo de una biblioteca es, de cierto modo, desconcertante. Pero creo que el ingrediente que me falta es uno solo: el "know-how", el saber cómo se hacían las cosas aquí anteriormente. Y esa incertidumbre sale todos los días y llegas a preguntarte si deberías realmente estar aquí.

Pero lo más natural sería decir: "nadie nace sabiendo" y eso es muy cierto.  Además que "de los errores se aprende"; no obstante, tengo un terrible defecto de no querer cometer errores cuando éstos afectan la opinión de otros sobre mí o cuando ese error va a afectar el trabajo de otro.

Claro, porque todos los días andamos por la vida aprendiendo y errando. Cada domingo cometo errores en el tenis, no puedo ser Nadal; todos los días escribo algo mal, ya sea porque no sabía cómo se escribía o me lo enseñaron mal... y así sucesivamente.

Cuando mi error va afectar el trabajo (de años) de alguien más, tengo pánico. Tengo pánico ahora.

Sucede que el día que vino la bibliotecóloga a darme su inducción, empezó a hablar un idioma que apenas si lo vi en la universidad. Salvo por el aspecto del servicio (atención a usuarios), me di cuenta que no he hecho casi nada del trabajo tradicional del Bibliotecario. Me di cuenta que era muy probable que los reclutadores se equivocaron al seleccionarme (je)... Pero lo peor de todo es cómo fue que ella se refirió a la biblioteca: su hijo.

Si tienes un hijo, ¿Por qué lo abandonas? jajaja, qué mala soy! Yo supongo (sí sí, suponer es otro de mis grandes defectos) que sus motivos para irse fueron muy fuertes o que simplemente llegó a su punto de aburrimiento/frustración/aprendizaje máximo; es decir, su tope. Lo que para mí llegó en poco más de 4 años, a ella le llegó en 8.

Si existe una biblioteca en esta institución es gracias a ella y nada más que por ella. He venido a ser la madre sustituta de "Arturito" (la biblioteca lleva el nombre de un general). El problema es que yo nunca quise tener un hijo y ahora tengo uno que está a punto de entrar en la pubertad y puede que se me rebele.

De los dos correos que le envié a la bibliotecóloga luego de su inducción, solo me respondió uno. Puede que entre líneas me esté diciendo "Arréglatelas tú sola"... ¿dónde quedó el espíritu colaborador del Bibliotecario?
xD

Voy a terminar de leer todos los manuales sobre la descripción e ingreso de registros en esa base de datos tan típica pero poco intuitiva, y el manual del metadoc que conseguí, y si aún así no entiendo, cosa que será muy probable, le volveré a pedir ayuda, pero no gratis. Le voy a pagar para que me comparta parte de su know-how, lo cual me parece muy justo. Al fin y al cabo, lo que menos quiero es arruinar a Arturito. Espero que acceda.

Crucen dedos!

viernes, 21 de marzo de 2014

Ola k ase? haciendo cambios drásticos o k ase?

Hola,

Hace 2 semanas, me enteraba de una convocatoria en el Estado para trabajar de bibliotecóloga con el número mágico de salario que yo -cuando estaba en la universidad- creí que estaría ganando cuando llegara a los 30. Pues resulta que ya tengo 30 y no gano ni el 60% de mi número deseado.

Y pensaba: "Convocatorias así? mayormente son mera formalidad y ya está seleccionada la persona". Igual el día martes presentaba mi CV por ese defecto que había adquirido ya hace un año de "volantear" mi currículo cual máquina fotocopiadora en época de exámenes parciales. En fin, el botón "Enviar" ya había sido seleccionado.

Día jueves: la Entidad publica los aptos y no aptos para continuar con el proceso. ¿Solo 3 personas nos presentamos? o es que el resto eran demasiados impresentables como para colocarlos en los "no-aptos"?

Éramos 3 mujeres, 2 aptas y una no-apta. Yo estaba entre las personas aptas. ¡Qué emoción! Aún era una persona seleccionable profesionalmente! Ahora íbamos para la entrevista al día siguiente.


Algo que no me gusta es tener que ir a entrevistas (o exámenes) lejos del lugar de trabajo, eso implica la necesidad de escaparse. ¿Cómo lo hacen las otras personas? ¿Se "enferman"? Esta Entidad tiene su sede central muy cerca a donde estoy, por lo que escaparme resultó lo mismo que cuando sales al supermercado a comprar las cosas para un compartir en la oficina. Casi nada.

Viernes por la mañana. Me encontraba frente a un Jurado conformado por la Coordinadora de RRHH, La Directora de la Dirección de Desarrollo de Capacidades, un personal de esa dirección y la traductora.

Pese a que yo creí que no me había ido muy bien, me seleccionaron. Ese día se lo conté a mi jefe... y ahí comenzó una semana terrible que ni siquiera quiero recordar.

Próximo post: Madre Sustituta

jueves, 20 de febrero de 2014

¿Adultez? Me lleva el chanfle!

Así como cuando tienes varios proyectos al mismo tiempo, procesos que hacer permanentemente, pendientes, solicitudes varias y favores.. además de esos "ayúdame con un tema" que, según ellos, no te va a llevar más de 10 minutos.

Algunos dicen que todo esto es adultez.

Me gusta la adrenalina y el trabajo a presión sí, pero no cuando ya no lo puedo controlar todo. De todas formas voy a fallar y no hay forma de salir airosa ni ser la empleada del mes (tampoco es que haya dicho premio).

¿Eso es adultez o frustración?

De cuando te dicen que el trabajo es  más importante que el estudio... lo es? No lo creo.

De cuando el humor es mal visto, la impuntualidad genera mala imagen (en parte estoy de acuerdo), leer noticias o artículos es distracción...

Sí, todo eso es adultez.


Estoy leyendo (o intentando hacerlo a escondidas) lecturas sobre dar "el gran salto", no desde el puente Villena, pero  ese paso a sentirte más en control, más feliz(?), más satisfecha con lo que haces y que sabes que lo haces muy bien, aquello que ya no es simple trabajo sino tu estilo de vida.

Viendo como estoy, y conociéndome, no voy a poder  trabajar al ritmo que quiere mi jefe y hacer un trabajo final para poder llevar el master. Renunciar y "vagacionar" por un par de meses sería lo ideal, pero no hay suficiente colchón económico como para mantenerme (pagar los préstamos fijos) por 2 o 6 meses (el promedio que le lleva a uno obtener otro empleo)

Estoy en ese dilema, de cómo hacer un plan de vida sin  fregarlo demasiado y en eso, la adultez no me está ayudando.

lunes, 10 de febrero de 2014

Cadena de Deseos





P.D.: He compartido mis chocolates Sublime con la oficina... que sino muero de diabetes! XD