Entradas

Las frases que tu jefe nunca debe decir y las que le gustaría escuchar siempre

[Este es un post reciclado, un copy paste de 2 artículos de Gestión de hace muchos años]  Las frases prohibidas:  Aunque la intención del superior podría ser la de mejorar las cosas para el equipo, una frase imprudente podría propiciar que la situación empeore. Por lo tanto, hay comentarios que el jefe solo debería ahorrarse. Algunas observaciones efectuadas por los jefes podrían ser contraproducentes, por lo que la mejor estrategia es simplemente ‘morderse la lengua’. Estas son, de acuerdo al portal INC, las 16 frases prohibidas:  1. “Siempre lo hemos hecho de esta forma”. Esta no es la actitud adecuada ante una alternativa de solución. Solo es la razón que podría brindar un jefe para evitarse la tarea de repensar en una situación. Así no logrará innovar.   2. “Sólo resuélvelo.” Con esto el jefe solo se quitará un peso de encima, pero lo pondrá en las espaldas de otro. La labor del superior inmediato consiste en orientar a sus empleados, cuando éstos tienen dudas acerca de cómo hacer

Las lecciones de Aggretsuko. Vol. 1

Hola! Con las ganas de escribir en el blog, pero sin muchas ideas sobre qué escribir, me animo a contarles las lecciones que he encontrado en una serie animada japonesa que se transmite por Netflix llamada Aggretsuko. Si no sabes de qué va Aggretsuko, te paso el link al Wikipedia y, obviamente, puedes usar Netflix para ver tú mismo la serie. Son 2 temporadas de 9 o 10 capítulos cada una y ha quedado pendiente un tema importante en la vida de Retsuko, por lo que los fans estamos más que interesados en que se estrene la tercera temporada. Para comenzar, la primera lección de Aggretsuko que yo he podido percibir es esa extraña idea de que el trabajo (común y corporativo) se toma como una de las metas en la vida. Para los que estudiamos más de 4 años una carrera, probablemente así lo sea, pero nunca, NUNCA, debe ser la única meta o el final del camino pactado que llamamos destino. Retsuko entra a trabajar a los 20 años al área de contabilidad de una empresa comercial. Con todo el

Vómito Narrativo Vol. 3

Érase una vez... María Lopez (36) había dejado su trabajo corporativo por un semestre sabático de meditación en la India y luego de eso, un proyecto comercial que le permitiera subsistir y tomar descansos o manejar sus tiempos. La vida no me dará más: Tengo una casa, un perro y 2 gatos, no voy a tener hijos ni pareja, no tengo gastos importantes, terminé de pagar los préstamos educativos el año pasado. Me dedicaré al negocio de la lencería al por mayor y menor. Compraré un puesto en un mercado grande y eso es todo. Quizás, en unos 3 años sí necesite de un auto, pero uno de segunda bastaría. María vivía con su padre ya mayor y su madre había fallecido hace 5 años. El trabajo de María le había absorbido tanto la vida que ni tuvo tiempo de estar de la mano con su mamá cuando agonizaba en la clínica. Su papá (78), que a pesar de su buen porte y vitalidad, había envejecido unos 15 años en solo 5. Ya en la India, María descubrió la paz que siempre estuvo buscando, pero temió que en Lima

El vómito narrativo. Vol. 2

Me ha entrado la ansiedad por saber qué tipo de chamba tendré después de ésta. Uno no puede controlar el futuro y casi nunca he querido hacerlo, pero también también estoy consciente que ya no soy un adulto joven (menos de 35) y que las posibilidades de recolocarse laboralmente se hacen más difíciles. Conozco gente que casi siempre te ayuda a que sepas cuando y dónde aparecen las oportunidades, pero ¿Y si no los conociera?  Otro tema, no menos importantes, es saber las funciones que voy a realizar en ese trabajo y es justo eso en lo que quiero enfocarme en este escrito: Qué habilidades nuevas necesito para mi siguiente trabajo? Por dónde va el camino académico que debo seguir? algunas ideas sueltas que me persiguen hace más de un par de años: Debería estudiar un sistema de gestión de Bibliotecas, tipo Koha? O debería estudiar temas relacionados a la TI o a la Big data? Qué hay con la gestión del conocimiento, debo insistir en eso? Debería aprender algo de diseño? Lo dejo todo y

El vómito Narrativo. Vol. 1

No sabía sobre qué escribir en el momento que tipeaba estas líneas. Sigo sin saberlo. El hecho es que para poder volverse escritor o guionista, deberías poder tener la capacidad de escribir en cualquier momento o lugar, con una premisa o no, ideas sueltas, incoherentes, o todo un párrafo estructurado de tu próxima obra. Durante la primera clase del Taller de Guión lo hicimos por 10 minutos. Aquí voy a hacer la prueba en 5, veamos qué sale. Hoy desperté a las 4:32 am. A pesar de haber puesto mi alarma a las 5:12, no me desperté con ella. Pero sentí que si trataba de dormir más, ya no iba a despertar para salir a jugar tenis. He conseguido que los lunes a las 6:00 a.m. practique conmigo un amigo colombiano que solía jugar los torneos con nosotros y casi todos los ganaba. Yo no le represento ningún reto en el tenis, pero aún así quiere jugar los lunes conmigo. Yo encantada. Debería poder sacar provecho de la práctica. Vuelvo a la casa 7:30 am. saco a Candy a mear y cagar y regresamos

Percepciones de Navidad

Este post se trata sobre la percepción que tenemos de Navidad: antes era mejor o lo es ahora? En las empresas era un gran esfuerzo hasta hace unos años, armar su propia canasta y prepararla para cada uno de sus empleados. Recibir esa tina con celofán hacía tan feliz a las personas, que incluso nos olvidábamos lo incómodo que era trasladarlo si no poseías tu propio carro. Actualmente, los supermercados y otros proveedores se encargan de preparar canastas (en cajas más llevaderas) para entregar por igual a sus empleados. Dependiendo de la capacidad de la empresa, la caja contenía lo básico (panetón, champagne y chocolate de taza) o contenía mucho más elementos como golosinas, duraznos en lata, víveres, etc. En mi chamba, la practicidad es la consigna. No nos entregaron canasta, ni caja, ni un vale de alimentos: nos depositaron dinero. Un dinero del cual podríamos disponer para lo que queramos, incluso si fuera para pagar una deuda. Del lado del que recibe, nos parece que esta es la

Trabajo para Biblios. Parte dos: Qué hacemos en bibliotecas?

En el post anterior comenté dónde trabajamos los biblios, hoy les explicaré qué actividades hacemos los bibliotecólogos según el tipo de Unidad de Información en la que laboramos. Había un grupo grande de biblios que trabajan en Bibliotecas Universitarias, y partiré desde este caso, para indicar qué actividades podríamos realizar: Lo más conocido que hace un bibliouniversitario es atender de cara al usuario. Esto quiere decir, hace trabajo "bibliotecario", te entrega el libro que solicitaste a través del buscador y te lo recibe una vez que terminas de consultarlo. Y uno dirá: "Para eso se estudia?, para entregar libros?". Pues sí, la atención al usuario (o comercialmente llamado atención al cliente) es un proceso importante y necesario. Nos hace desarrollar habilidades interpersonales alucinantes, nos enseña empatía y casi casi telepatía, porque sino cómo creen que terminamos dándoles el libro rojo y grueso que solicitaron la semana pasada? En la biblioteca univ